Bótox

Las inyecciones de Botox ayudan a prevenir y a disminuir las arrugas y algunas marcas de expresión en la cara… El lugar en donde se aplica más frecuentemente es en la frente, en el ceño (para las líneas entre tus cejas), en el cuello y alrededor de los ojos.

¿Sabías que el Botox proviene de una toxina que produce intoxicación? Suena absurdo, pero es cierto. Botox es el nombre de una sustancia que se hace a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.

Los médicos han descubierto que cuando se usan pequeñas cantidades de esta toxina, puede tener efectos positivos para la salud y la estética, pues ayudan a bloquear las señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan.

Lunes a viernes de 10.00 a 20.00 horas  |  96 101 58 92      674 321 446  |  C/ Buen Orden, 33

Y por eso no sólo la usan para la prevención o reducción de las arrugas de tu rostro, sino también para aliviar las migrañas y las cefaleas espinales, para evitar el sudor excesivo en las axilas, para reducir el parpadeo incontrolable y algunos tics faciales, así como también para corregir el estrabismo (los ojos desviados).

¿Cómo puede el Botox, reducir las arrugas y líneas de expresión del rostro?

 Al aplicar pequeñas dosis de botox a una parte específica de tu rostro, el músculo deja de recibir las señales nerviosas, y al debilitarse ya no le permite contraerse. Por lo mismo, los músculos de tu rostro en esa área se relajan y así hacen que las arrugas y las líneas se suavicen.

Ha demostrado tener muy buenos resultados. Además, es un tratamiento relativamente sencillo. El botox se aplica mediante inyecciones que toman unos pocos minutos, no necesitan anestesia y el dolor que producen es leve. Después de aplicadas las inyecciones, debes esperar alrededor de 1 semana para empezar a ver los resultados en tu rostro.