Cavitación

La Cavitación es también conocida como “Liposucción sin cirugía”. Es un método considerado no invasivo e indoloro que permite eliminar la grasa localizada sin tener que recurrir al bisturí.

Este método no solo reduce la grasa localizada, sino que también mejora el aspecto de la piel y rejuvenece la zona tratada.

Las zonas más frecuentes a tratar con esta técnica son el abdomen, muslos, pantalón de montar y flancos.

Lunes a viernes de 10.00 a 20.00 horas  |  96 101 58 92      674 321 446  |  C/ Buen Orden, 33

Mediante el equipo médico, se emitirán ondas de sonido en la zona a tratar, que provocarán la descomposición de las células grasas, rompiéndose así la membrana del adipocito, haciendo que su contenido graso sea disuelto y enviado al torrente sanguíneo. Dicho contenido deberá ser drenado mediante el drenaje linfático (presoterapia), para favorecer así su eliminación a través de la orina. Por eso es importante que el paciente beba abundante agua antes y después de cada sesión.

La cavitación no tiene efectos secundarios. Sin embargo, este proceso no pueden realizarlo mujeres embarazadas, personas que tengan alguna prótesis en la zona a tratar, con epilepsia, ni personas con marcapasos y personas que tengan alguna infección.