Hilos tensores

Los hilos tensores son filamentos del grosor de un cabello de diferentes materiales reabsorbibles y compatibles con el organismo, por lo que no producen alergias ni rechazo.

¿Para qué sirven?

Están indicados para combatir la flacidez en la cara y en el cuerpo (brazos, muslos, abdomen, glúteos y pechos), de forma rápida, segura y sin pasar por el quirófano.

Es un procedimiento aconsejable para mujeres y hombres que presentan los primeros síntomas de envejecimiento, y quieren reducir las primeras arrugas o surcos demasiado marcados. En el rostro, los hilos tensores se colocan para elevar las cejas y los pómulos, mejorar el surco nasogeniano, combatir el doble mentón, reafirmar el cuello y rejuvenecer la piel, dejándola más tersa, elástica y luminosa.

Lunes a viernes de 10.00 a 20.00 horas  |  96 101 58 92      674 321 446  |  C/ Buen Orden, 33

¿Cómo se colocan?

Los hilos se colocan a nivel dérmico mediante una pequeña aguja muy fina. Una vez posicionado el hilo, la aguja se retira y el hilo queda fijado en la zona deseada. No precisan anclaje ni sutura, por lo que su colocación es rápida, y suele durar entre 20 y 30 minutos. No es dolorosa para el paciente y no es necesaria la hospitalización.

¿Cuánto tiempo dura su efecto?

Los hilos tienen un doble efecto: tensar la zona tratada y estimular la producción de colágeno. Sus resultados son, por una parte, inmediatos, ya que producen una tensión con efecto lifting, y por otra, progresivos. Aproximadamente 3 meses después de su implantación se alcanza el resultado deseado, manteniéndose sus efectos, entre 12 y 18 meses.

 

TENSORES MONOFILAMENTOS

¿Para qué sirven?

 Los hilos tensores monofilamentos, pueden utilizarse en cualquier zona de la cara. Y el objetivo del tratamiento es combatir la flacidez y las arrugas de expresión propias de la edad, cuando la piel va perdiendo la firmeza y tensión que le son características en la juventud.

Las zonas en las que se aplica son muy variadas, tales como:

  • Cejas
  • Cuello
  • Papada
  • Mentón
  • Frente
  • Arrugas de expresión
  • Mejillas

Se trata, además, de un tratamiento sin efectos secundarios, por lo que es perfectamente compatible con otros procedimientos que contribuyan a lograr el mismo efecto, siempre con la aprobación y recomendación de los médicos especialistas.

Resultados de los hilos tensores monofilamento

Una vez aplicado el tratamiento de hilos tensores monofilamento, y mantenidas las precauciones recomendadas por los especialistas en los días y semanas posteriores, es necesario esperar un mínimo de entre 2 y 3 semanas para comenzar a ver resultados.

Durante ese tiempo los hilos comenzarán a integrarse con los tejidos de la piel, y a estirarla y tensarla para reducir su flacidez e ir corrigiendo, de forma progresiva, las arrugas de expresión.

Si bien el efecto es un poco más lento que en otros tratamientos, su perdurabilidad en el tiempo es mayor, teniendo un efecto de hasta dos años.