Microdermoabrasión

Es una técnica estética para conseguir un peeling más eficaz que el tradicional, eliminando las células muertas de la piel, limpiándola a niveles más profundos y estimulando la producción de colágeno. A pesar de la creencia popular, no es una técnica excesivamente invasiva.

De este modo se consigue que la piel se regenere, resultando una dermis más suave, elástica, luminosa y saludable. La microdermoabrasión tiene un efecto más profundo y eficaz que cualquier otro peeling y es mucho menos agresivo para la piel, por lo que es una técnica muy recomendable también para las pieles sensibles.

Lunes a viernes de 10.00 a 20.00 horas  |  96 101 58 92      674 321 446  |  C/ Buen Orden, 33

Cómo funciona la microdermoabrasión

La microdermoabrasión se realiza con un pequeño instrumento destinado a recuperar la belleza del rostro mediante la microdermoabrasión o exfoliación, con este fin expele micro-cristales de óxido de aluminio y al unísono aspira las células muertas. La intensidad del tratamiento variará en función de la necesidad de cada piel.

De esta forma se van puliendo las diferentes capas de la piel regenerándose luego completamente. Algo que será notorio nada más terminar la sesión de microdermoabrasión por la luminosidad y gran tersura de la dermis obteniendo una sensación de piel más lisa y saludable.

Cómo es un tratamiento de microdermoabrasión

El tratamiento de microdermoabrasión consta de varias sesiones cuyo número, así como su duración, variará en función de los problemas que tenga la piel.

Digamos que la media ronda entre 5 y 10 sesiones, de unos 15 a 45 minutos, en un promedio de una a dos semanas para dejar que la dermis se regenere.